GUANO APES

8 de noviembre, 21:30. Sala Razzmatazz 2. Puntualisimos los Guano Apes inician gira de presentación de su nuevo disco de estudio. Pero tengo mis reticencias … Entre Offline (2014) y su debut con Proud Like A God (1997) han pasado muchos años y parece que se han sofisticado, por no decir ablandado. Éste último disco es cuanto menos soso si lo comparamos con sus trabajos anteriores. Offline te deja indiferente si no les conoces y te deja mal sabor de boca si les llevas siguiendo desde sus albores allá por 1994. Canciones descafeinadas y estribillos predecibles. Ninguna secuela-single de Diokhan o Dödle Up. En su mayoría, temas que no acaban de arrancar y sin la contundencia ni el descaro que les definió en sus inicios. Pero Guano Apes en vivo nunca me han defraudado. Al contrario, siempre han superado sus propios directos. Así que entro en  la sala con los dedos cruzados, esperando que su setlist no esté plagado únicamente de canciones del último disco.

Guano Apes en Razzmatazz

Ya han empezado cuando pisamos Razz. La sala no está llena. Guano Apes no ha pasado de ser una banda alternativa en nuestras tierras, aunque en Alemania movilizan masas y llenan estadios.
Empiezan tranquilos, con poca luz en el escenario y bajo focos azulados. Sandra Nasic se esconde tras una gorra y una cazadora negras. Calentando motores, calentando motores …. y hacia el tercer tema se inician los acordes de Sunday Lover. Ahora sí. Empieza la fiesta. A partir de éste momento se sucede una explosión tras otra. Ya has empezado a saltar y no puedes parar. Sandra no te deja. Su voz es potente como nunca la había oído. Stefan Ude  marca un ritmo implacable con su bajo y Henning Rümenapp rasga la guitarra sin contemplaciones.

Guano Apes en Razzmatazz

Gorra fuera, cazadora por los aires, melena rubia y Sandra Nasic encaramada a una de las vigas sobre el escenario. Cerveza en mano increpa al público: “Dónde creéis que estáis? Esto es un concierto de rock!!! Sacaos las camisetas!!!”

El setlist está perfecta y rabiosamente estructurado. No faltan éxitos como Quietly, la salvaje Open Your Eyes, ni la bestial versión de Big In Japan que nos lleva a un éxtasis colectivo. Sandra salta sobre nosotros dos veces, es una estrella de rock al más puro estilo. No necesitan grandes pantallas ni grandes efectos de luz para conectar con su público. Te arrastran y te hacen rugir. Creo que estoy viviendo su mejor directo. Incluso las comercialonas Fake y Close to the Sun suenan tremendas en directo. Están en forma, muy en forma y con muchas ganas. Han venido a pasárselo bien y a darles a su público lo que quieren. Su rock a caballo entre el grunge y el metal te patea el alma a través de cada acorde.

Guano Apes en Razzmatazz

Una pequeña parada de ritmo para introducir alguna cancioncilla del último LP, que para eso han venido, y que me va bien para acudir rápidamente al escusado. Enseguida se retoma el ritmo para seguir con temas de todos sus anteriores discos. Pocos singles son los que se dejan en la trastienda. Le están pegando un buen y apoteósico repaso a su carrera. Y con las ganas que le están poniendo, nadie se está quedando indiferente ante la potencia que despliegan los de Göttingen.

Acercándonos  a la recta final del directo, Sandra nos empapa de su propia cerveza. Sus adeptos incondicionales sudamos y danzamos a modo tribal sin camiseta. El pastel está servido pero falta la guinda. Una última cosa. Ahora es el público quien alza las manos y pide a gritos que acaben como está mandado. Los alemanes no se hacen mucho de rogar. Se inician los acordes que recuerdan vagamente a una canción folk tirolesa … Así empieza Lord Of The Boards y así nos acabamos rindiendo a Guano Apes. El último tema que cierra sus actuaciones, como viene siendo habitual y a modo de despedida.

Guano Apes en Razzmatazz

Esto ha sido un espectáculo de  rock. Sin remilgos ni prudencia. Un directo de los que te golpean y te crean un referente de lo que tiene que ser éste género. Fuerza, electricidad, y dejarse la voz en cada salto, en cada sacudida de cabeza. Conexión con un bajo infernal que se te metía hasta el esternón. Adrenalina y sudor. Hasta Sid Vicious les hubiese aplaudido. Un live brutal que nos demuestra que por las venas de Guano Apes sigue corriendo nu metal.

¡Gracias Doctor Music por habernos traido a este grupazo!

 

Redactora: Laura Pastor
Fotos: Ricard Mangiron

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s