JOE LOVANO & DAVE DOUGLAS QUINTET

Si la revista estadounidense especializada en jazz Down Beat Jazz Magazine (recordemos que comenzó a publicarse en Chicago en el año 1935) publicó en agosto de 2013 el resultado de la encuesta realizada a críticos de jazz  (el resultado de la encuesta realizada a lectores de la revista se publica en diciembre), y en ella figuraban como preferidos por aquéllos, en sus respectivos instrumentos, Joe Lovano para el saxo tenor y Dave Douglas para la trompeta –por tanto, situándolos en los números uno en el universo jazzístico para esos instrumentos- podemos decir que Barcelona, la noche del miércoles 12 de noviembre, se situó a la misma altura que los músicos que albergaba en L’Auditori: en el número uno de la escena jazzística universal.

No será ésta la única noche, porque la edición de este año del VOLL-DAMM  FESTIVAL INTERNACIONAL JAZZ BARCELONA está llena de monstruos sagrados de esta música. Con citar sólo a Wayne Shorter (músico tocado por el dedo divino de Miles Davis, que lo incluyó en sus formaciones de los ’60), nos haremos una idea del nivel.

Precisamente a este músico (Wayne Shorter) está dedicado el quinteto co-capitaneado por Lovano y Douglas. De hecho el nombre del quinteto “Sound Prints” deviene de ese otro tema de Shorter, “Footprints”, genial donde los haya.

JOE LOVANO & DAVE DOUGLAS QUINTET - Voll Damm Jazz Festival Barcelona

Este quinteto lleva rodando por esos escenarios del mundo unos años ya. En julio de 2012 estuvieron el Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz, por ejemplo, y esto se nota. El quinteto está, eso, rodado. La música fluye, los músicos están compenetrados, la base rítmica funciona a la perfección para que sus dos líderes se muevan cómodos y puedan apoyarse en ellos para evolucionar su música. ¡Y se divierten! Y esto se traslada al público, compenetrándolo también.

El espíritu de Shorter, su huella (print) flotó en el escenario de L’Auditori la otra noche. De hecho no es sólo que la música de este quinteto se inspire o esté dedicada  a Shorter, es que algunos de los temas interpretados se han compuesto en colaboración con él.

Pero hubo otros músicos citados, musicalmente, también. Por ejemplo Ornette Coleman y su free-jazz. Y no es éste un caballo fácil de montar. Si ya escuchar música de jazz supone un viaje personal, un dejarse llevar por las abstracciones musicales del músico de turno, en el caso del free-jazz, es que, directamente, no tienes ni idea de a dónde te lleva.

Y hubo momentos en el concierto de L’Auditori, sobre todo la que podríamos denominar “primera parte”, que la música free se paseó por el escenario.

¿Qué supuso todo esto? La sensación de que se ampliaban los horizontes musicales a los que estamos acostumbrados. Y esto es algo que hay que saber aprovechar.

JOE LOVANO & DAVE DOUGLAS QUINTET - Voll Damm Jazz Festival Barcelona

Pero hubo también momentos más cómodos, más relajados, más conocidos. “Power Ranger” nos colocó en melodias más conocidas, más “bop”, las de siempre, las que nos han hecho engancharnos a esta música maravillosa.

Y hubo más, mucho más. Momentos líricos, incluso. Como cuando interpretaron “Ups and Downs”, composición de Douglas –que al que escribe esta crónica le recuerda a aquello que decía el gran saxo alto Lee Konitz cuando se refería a su vida de músico “Me paso la vida volando de un sitio a otro, siempre arriba y abajo” ’Up and down, ever’- y que sugiere, sobre todo en lo que se refiere a la introducción al tema, que ésta, podría ser la música de las nubes. Es fácil abstraerse con esta idea. Viajando por encima de las nubes, puede “sentirse” esta inspiración,  que podría, perfectamente, sugerir esta composición.

Aquí pudimos valorar el lirismo del piano de Fields, músico sobrio, disciplinado, siempre en segundo plano, siempre eficaz en el quinteto. Quizás lo único que podría reprocharse a la organización es la escasa  cobertura sonora que se prestó a este instrumento.

Qué decir del contrabajo de Linda Oh. Todo un repertorio de notas cortas que sujetan al suelo a los músicos, apuntalando los temas, asegurándolos. Todo pasa por sus dedos. Sobre todo la ransición del “free” al “convencional”, tranquilizando al oyente. Tuvo un par de solos “escandalosos”, con los que se llevó de calle al público.

Pero el monstruo estaba en la batería. Joey Baron ejerció toda la noche de catapulta de los músicos. ¿Cómo es posible tener tantos recursos rítmicos? Qué trabajo tan magistral. Por supuesto que no se limitó a “marcar el ritmo”. Lo que hizo en más de una ocasión fue decir “Ahora, por aquí”. Una auténtica bomba sonora.

Una base rítmica impecable a la que los líderes dejaron funcionar sola en más de una ocasión.

JOE LOVANO & DAVE DOUGLAS QUINTET - Voll Damm Jazz Festival Barcelona

Douglas y Lovano son viejos conocidos. Como se cita en el programa de la Organización, ya coindieron en el “SF Jazz Colective”, colectivo de músicos que dedican su reunión anual a un músico. Hasta ahora, y llevan unos 10 años, han dedicado su actividad a músical de Ornette Coleman, John Coltrane, Herbie Hancock, Thelonious Monk, Wayne Shorter, McCoy Tyner, Horace Silver, Stevie Wonder, y Chick Corea.

Douglas es un músico explosivo. Se le ve deseando soltarse, brincar. Pero también sabe ser melódico, como se nota en sus composiciones. Es músico que se mueve perfectamente en la abstracción musical. De ahí sus paseos por el free.

Lovano es un músico multifacetista. Tiene una capacidad física impresionante para mantener siempre con aire la caña de su instrumento. Su saxo está lleno de matices, de colores, es melodioso, lírico, cálido y sobre todo, tiene una inventiva inagotable, un discurso infinito. Parece que aglutinara en sí mismo toda la historia del saxo. Como lo definió Douglas en su presentación en el concierto de L’Auditori “a sax worker”, un auténtico currante de su instrumento.

La fórmula de su quinteto funciona. Llevan años girando con él. Antes de recalar en Europa, habían girado por USA, recogiendo para bienes, com no podría haber sido de otra forma.

Podríamos resumir diciendo que la combinación que de Douglas y Lovano se exhibió la otra noche en L’Auditori de Barcelona fue una muestra de PURO MÚSCULO MUSICAL.

Un placer.

 

Dave Douglas (trumpet)
Lawrence Fields (piano)
Linda Oh (bass)
Joey Baron (drums)

Redactor: Angel Criado

Fotos: Oscar Criado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s