IZAL | La crónica

Lo han vuelto a hacer! IZAL han vuelto a llenar el aforo de una sala como Razzmatazz y se han marcado otro sold out, como tantos que llevan seguidos en esta ‘Gira despedida’.

Los madrileños se han convertido, por méritos propios, en uno de los grupos revelación de la música independiente de nuestro país y, al finalizar esta gira, van a realizar un parón para centrarse en la grabación de su próximo trabajo. Por eso, toda la gente que se acercó el pasado sábado 14 de febrero a Razz pudo disfrutar de un concierto que hizo llenazo y lo vendió todo 2 semanasantes de la cita.

No podían haber elegido una mejor fecha ya que se juntaban San Valentín y Carnaval, y eso la gente lo sabía. Desde las 19:30, una hora y media antes de que diera comienzo el concierto, la sala empezó a llenarse de un público tremendamente fiel y seguidor de la banda desde sus orígenes en 2010.

izal

21:30, la hora señalada. Sin perder un minuto más, los de Mikel Izal saltaron al escenario y arrancaron su espectáculo con Jenna Fischer, un tema que ya dejó claro que el público, en su mayoría chicas, iba a ser un componente más de la banda acompañando a los coros.

Asuntos delicados, A nuestros rincones28 horas siguieron caldeando el ambiente y demostró que la velada iba a estar marcada por todos los hits de sus tres trabajos. Palos de ciego, Tu continenteConclusión en Do para ukelele precedieron a una grata sorpresa para todos. Mikel nos presentó el primero de los dos temas inéditos que formarían parte de su próximo álbum. Aire y Hueso, un tema muy íntimo e introspectivo que la gente escuchó con ilusión mientras cogía aliento para la siguiente batería de temazos.
Esta segunda tanda empezó con Extraño regalo seguido de los tres epílogos: La duda razonable, La caida del imperioResurrección y venganza, que estalló con un grito ‘megafono en mano’ … ¡ARRIBA DESPERTAD!

Era el momento de parar un minuto mientras se cambiaba la escenografía para deleitarnos con otra agradable sorpresa. Y es que no hay un formato más cercano al público que un acústico. Cinco sillas, cinco componentes y cinco instrumentos en unplugged se marcaron una versión de Sueños lentos, aviones veloces. Hasta Cupido,  escondido entre el público, les lanzó una flecha de amor en ese momento tan mágico. Este interlude incluyó también los temas A los que volveremosEco.

Ockham, TóxicaMagia y efectos especiales nos hicieron bailar hasta que se presento la segunda de las canciones nuevas, Tambores de guerra, esta más movida que la anterior y que gustó tanto o más a la gente que prestaba atención a cada estrofa.
Llegaba la traca final. Los últimos cañonazos para dejar a más de una afónica para el resto del fin de semana. Hambre, Pánico practico, Agujeros de gusanoQue bien fueron los elegidos antes de meterse en los camerinos mientras se escuchaba a un público todavía encendido gritando para que volvieran a salir.
izal 2
Y así fue … pero … ¿como? … Izal se convirtieron en Superman, Son Goku, Birraman, un guerrero monje y la maravillosa Super Mosca (hasta vimos a un técnico disfrazado de abeja) y nos noquearon con DespedidaPrueba y error. La gente lo pedía a gritos y así fue. El concierto cerró, como es habitual en sus bolos, con La mujer de verde. Un final inmejorable.
Ahora sólo nos queda esperar a que entren en el estudio y graben otra genialidad como a las que nos tienen acostumbrados.
¡Sois muy grandes, Izal!
Redactor: Ricard Mangiron
Fotos: Rocio Muñoz y @turespiracion

Categorías:CONCIERTO, CRÓNICA, MUSICA, POP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s